Publicado en Filosofía y Religión

¡Feliz navidad! (y próspero año nuevo).

¡Fecundo misterio!

¡Dios ha nacido!

¡Todo el que nace padece y muere!

¡Curad al niño!

¡Ved cómo llora lloro de pena

Llanto divino!

Gustó la vida:

Vierte sobre ella santo rocío.

Todo el que nace padece y muere;

sufrirá el niño

Pasión y muerte.

La rosa viva que está buscando

Humana leche,

Hiel y vinagre

Para su sed de amor ardiente

Tendrá al ajarse.

Las manecitas que ahora se esconden

Entre esos pechos de amor caudales,

Serán un día, día de gloria,

Fuentes de sangre,

Madre amorosa,

Para muerte cría a tu niño;

Mira que llora,

Llora la vida;

¡Tú con la vidaCierra su boca!

Todo el que nace, padece y muere.

Morirá el niño muerte afrentosa.

¡Dios ha nacido!

¡No, Dios no nace!

¡Dios se ha hecho niño!

Quien se hace niño, padece y muere.

¡Gracias Dios mío!

Tú con tu muerte

Nos das la vida que nunca acaba,

La vida de la vida.

Tú, Señor, vencedores de la vida

Nos hiciste tomando nuestra carne,

Y en la cruz, vencedores de la muerte

Cuando de ella en dolor te despojaste.

¡Gracias Señor!

🎄

Miguel de Unamuno

🎄
Publicado en Humor y filosofía

La filosofía, entre otras artes y ciencias, da alas

¿Qué os sugiere la viñeta? ¿Estamos dispuestos a volar? ¿Estarán dispuestos a dejarnos? ¿Da alas la filosofía?humor_ddhh

No conozco al autor de la viñeta, y aunque he estado buscando en la red no he localizado información sobre el mismo. Así que si alguno de los que por aquí pasais sabeis o conoceis algo hacédmelo saber, por favor.

Publicado en 1º Bachillerato, Filosofía con lógica

Aquiles y la tortuga

Una  paradoja de  Zenón de Elea, discípulo de Parménides, que niega la posibilidad del movimiento y hablando sobre el infinito, es la de Aquiles y la tortuga.

En la paradoja de Aquiles y la tortuga,  ésta última se encuentra con alguien más rápido que ella. El gran Aquiles, que le dará una ventaja de X metros en una carrera pedestre. Se da la señal de salida y empezamos a suponer que cada corredor empieza a correr a cierta velocidad constante (uno muy rápido y otro muy lento). Después de un determinado lapso de tiempo, Aquiles ha recorrido X metros, llevándolo al punto de partida de la tortuga. Durante este tiempo, la tortuga ha avanzado una distancia mucho más corta, por ejemplo, X-50 metros. Aquiles deberá recorrer durante un tiempo para alcanzar el punto en donde estaba la tortuga cuando el partió desde sus X metros. Para ese entonces, la tortuga ya habrá avanzado un poco más, demostrando que cada vez que Aquiles alcanza el estado anterior de la tortuga, esta ya se habrá movido. Por lo tanto, Aquiles nunca puede superar a la tortuga.

Si vas a decir que no, que no es posible,  que la experiencia no puede dar la razón a Zenón, tienes razón. Pero esto es una paradoja, pues está enunciada desde la matemática y no desde la física. Reglas matemáticas a situaciones no matemáticas pueden tener resultados extraños, como que se te escape la tortuga.

En la obra Filosofía para bufones de Pedro González Calero podéis encontrar anécdotas sobre esta paradoja -su lectura se recomienda en el apartado de Lecturas filosóficas de este blog. En la edición de Ariel, 2009, páginas 18 a 20.