Publicado en Cine con filosofía

El club de la lucha – ¿nihilismo, marxismo, o incitación a la violencia fascista?

“Sólo después de perderlo todo somos capaces de cualquier cosa”.

RESUMEN

Un joven sin ilusiones lucha contra su insomnio, consecuencia quizás de su hastío por su gris y rutinaria vida. En un viaje en avión conoce a Tyler Durden, un carismático vendedor de jabón que sostiene una filosofía muy particular: el perfeccionismo es cosa de gentes débiles; en cambio, la autodestrucción es lo único que hace que realmente la vida merezca la pena. Ambos deciden entonces formar un club secreto de lucha donde descargar sus frustaciones y su ira que tendrá un éxito arrollador.

(Filmaffinity)

COMENTARIO

Tyler y Jack, Jack y Tyler. Dos caras de la misma moneda, dos personajes diferentes que se enfrentan a la vida de forma diferente… ¿o no?

Los diez primeros minutos de la cinta son, como poco, espeluznantes si observamos lo que se parecen a la realidad. No ya sólo a la de EE.UU., sino a la de casi todo el mundo, sea occidente u oriente: Ikea, monotonía, Starbucks, trabajo, casa, aburrimiento, falta de ilusión, consumo,…

El personaje de Jack (Edward Norton) ha caído en la cuenta de que ha desarrollado un extraño “instinto de anidación de Ikea” -como él lo llama-; que su vida es monótona y anodina, que no tiene familia, que tiene un trabajo que no aguanta y un buen día se pregunta “¿Qué juego de comedor me define como persona?”

La película mezcla unos tintes nietzscheanos -sufrir nos hace fuertes, si encontramos el por qué encontraremos el cómo, Dios no está y no lo necesitamos,…- con una crítica marxista  al sistema capitalista -¿qué somos? Consumidores, sociedad de usar y tirar, reacción revolucionaria,…-  bastante interesantes y directos, entre otras muchas ideas.

Son cientos de preguntas, de respuestas, de imágenes, que nos hacen pensar en la realidad que vivimos día a día, por muy duro que parezca.

–          Que los demás sufran más que nosotros nos hace dormir (sino pensad por qué tienen tanto éxito los programas que tratan sobre desgracias humanas, las tertulias deshumanizadas, los programas de cotilleo malsano, etc

–          Si muriésemos ahora, ¿qué pensaríamos de nuestra vida?

–          ¿Vivimos o sobrevivimos?

–          ¿Quiénes somos?

–          Nuestra identidad es dual. La lucha contra nosotros mismos es la lucha entre lo que somos y lo que queremos ser (o incluso lo que nos dejan ser).

“La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco nos hemos dado cuenta y estamos, muy, muy cabreados”. (Jack)

“Somos los hijos indeseados de Dios, ¿y qué? Nuestros padres eran nuestros modelos de Dios, si nuestros padres nos fallaron, ¿qué dice eso de Dios?”. (Tyler)

¿Cuál es la reacción de cada uno de nosotros a nuestra vida? ¿Cómo vemos la sociedad? ¿Nos identificamos con lo que vivimos? ¿Somos extraños/extranjeros en nuestra propia vida?

Muchos critican el abuso de la violencia explicita en la cinta. Personalmente creo que es esencial para lo que quiere mostrar: la violencia intrínseca a la vida anulada, a la vida alienada, malgastada, no vivida. Las escenas violentas son perfectas metáforas de nuestra sociedad, al menos de parte de ella.

Creemos que violencia es sólo el que los personajes se peguen entre ellos como solución a su angustia, que pongan bombas para destruir el sistema,… la sangre, las heridas, el sexo; pero no, la violencia es también en esta película la soledad, la anulación, la enfermedad, la falta de libertad, el consumismo devorador, la vida no vivida.

Puede que sea, toda la película en sí al igual que la novela, un despropósito bestial… pero consigue lo que busca.

FICHA TÉCNICA

http://www.filmaffinity.com/es/film536945.html