Publicado en Filosofía y poesía

A Kant, de Antonio Machado

Dicen que el ave divina,

trocada en pobre gallina, por obra de las tjeras

de aquel sabio profesor

(fue Kant un esquilador

de las aves altaneras;

toda su filosofía,

un sport de cetrería),

dicen que quiere saltar

las tapias del corralón,

y volar

otra vez, hacia Platón.

¡Hurra! ¡Sea!

¡Feliz será quien lo vea!

Antonio Machado, de «Proverbios y cantares», en Campos de Castilla