Publicado en Filosofía y Religión

¡Feliz navidad! (y próspero año nuevo).

¡Fecundo misterio!

¡Dios ha nacido!

¡Todo el que nace padece y muere!

¡Curad al niño!

¡Ved cómo llora lloro de pena

Llanto divino!

Gustó la vida:

Vierte sobre ella santo rocío.

Todo el que nace padece y muere;

sufrirá el niño

Pasión y muerte.

La rosa viva que está buscando

Humana leche,

Hiel y vinagre

Para su sed de amor ardiente

Tendrá al ajarse.

Las manecitas que ahora se esconden

Entre esos pechos de amor caudales,

Serán un día, día de gloria,

Fuentes de sangre,

Madre amorosa,

Para muerte cría a tu niño;

Mira que llora,

Llora la vida;

¡Tú con la vidaCierra su boca!

Todo el que nace, padece y muere.

Morirá el niño muerte afrentosa.

¡Dios ha nacido!

¡No, Dios no nace!

¡Dios se ha hecho niño!

Quien se hace niño, padece y muere.

¡Gracias Dios mío!

Tú con tu muerte

Nos das la vida que nunca acaba,

La vida de la vida.

Tú, Señor, vencedores de la vida

Nos hiciste tomando nuestra carne,

Y en la cruz, vencedores de la muerte

Cuando de ella en dolor te despojaste.

¡Gracias Señor!

🎄

Miguel de Unamuno

🎄
Publicado en Canciones con filosofía, Filosofía y Religión

Jerusalén, año cero

« De mano en mano se pasa la verdad,

y en cada mano olvidará algo de cierto

y también se llevará de cada mano el parecer:

si camináramos calendario atrás,

todo estaría al revés.

 

Algunos dicen que es falso

y otros repiten que es cierto,

que entró en Jerusalén siendo de día.

Se dice que su túnica era blanca,

que iba posada en sus ojos

un ave del mediodía.

 

Aquel fue tiempo de tumbas,

aquel fue tiempo de flautas,

de mercaderes, de Legión Romana.

 

Se dice que la chusma lo seguía,

que en su palabra sencilla

se lavaba la mañana.

El Rey de los judíos,

el hijo de los hombres,

el Cristo, el nazareno lo llamaban.

 

Jerusalén, año cero y se cambió

la suerte con lo que pasó;

Jerusalén, año cero y Nazaret

y el caserío de Belén;

Jerusalén, año cero fue el lugar

donde ocurrió, o donde no.

 

Fue enemigo del imperio

y amigo de la palabra:

decía que todo era para todos.

Se dice que enseñaba a los pastores

a compartir las ovejas

y a cuidarse de los lobos.

 

Tanta enseñanza hizo ruido

en el poder de los templos,

y en la madera lo clavaron recio.

Se dijo que por mago o hechicero,

pero si la historia es cierta

fue porque hiciera silencio».

Silvio Rodríguez

Se cuenta que Silvio la compuso al tomar conciencia de lo que significaba para Latinoamérica la puesta en práctica de la Teología de la Liberación“, y tras conocer al poeta y sacerdote católico nicaragüense Ernesto Cardenal; es una canción bellísima que nos ofrece una visión de Jesús de Nazaret muy humana, sencilla y esperanzadora.

Jesús-expulsa-a-los-mercaderes